Urología del adulto

El Urólogo estudia y trata las enfermedades o alteraciones relacionadas con el aparato urinario tanto en el hombre como en la mujer, así como aquellos problemas propios del aparato genital y reproductor en el varón, y la prevención de dichas.

Los principales motivos de consulta Urológica por parte del varón incluyen:

Infecciones e inflamaciones del aparato urinario

  • RiñónPielonefritis: Infección renal, caracterizada por dolor lumbar, fiebre alta y malestar
    general
  • VejigaCistitis: Los síntomas más frecuente son dolor al orinar, escozor, urgencia, micciónes
    muy frecuente y a veces hematuria ( presencia de sangre en la orina)
  • PróstataProstatitis: se caracteriza por molestias al orinar. dolor en la musculatura del suelo
    pelviano y alteraciones en la eyaculación
  • UretraUretritis: Dolor o quemazón al paso de la orina por uretra, incluso sin la micción.
  • TestículosOrquitis: Inflamación testicular


0ncología urológica

La patología oncológica urológica es relativamente frecuente y los síntomas más comunes son: presencia de sangre en la orina o hematuria con o sin dolor.. presencia de coágulos en la orina, síntomas miccionales. pérdida de peso, alteraciones en el apetito…etc.

  • Tumores renales
  • Tumores del uréter
  • Tumores de la vejiga
  • Tumores de próstata
  • Tumores de testículo
  • Tumores de pene
  • Tumores suprarrenales

Disponemos de las técnicas mas avanzadas de estudio, diagnóstico y tratamiento individualizado de las distintas patologías.
Estudio y tratamiento de la litiasis urinaria o “piedras” del aparato urinario.

La presencia de cálculos o “piedras” en el riñón es relativamente frecuente en la zona geográfica que vivimos. Su formación está ligada, generalmente a la escasa ingesta de líquidos, alteraciones de la alimentación y vida sedentaria.

Los síntomas de la litiasis del aparato urinario es variada: dolor renal o cólico nefrítico, infecciones de orina de repetición, hematuria, insuficiencia renal.. ..etc.

El estúdio completo e mediante la historia clínica, exploración fisica general, estudio metabólico completo y la exploración radiográfica complementaria permiten alcanzar un diagnóstico del origen de su formación de litiasis y aplicar el tratamiento individualizado para extracción de la litiasis y evitar la repetición de nuevos episódios.

Andrologia

La Andrología es una subespecialidad de la Urología que se ocupa de estudiar y tratar los problemas relacionados con el aparato genital y reproductor en el hombre.

  • Estudio del varón infértil: factor masculino de la esterilidad de la pareja.
    El estudio completo del hombre mediante la historia clínica, exploración fisica general y genital, análisis del semen y honnonal, y la exploración ecográfica permiten alcanzar un diagnóstico de la causa de la infertilidad del varón y aplicar el tratamiento individualizado.
  • Impotencia o disfunción eréctil
    La impotencia o disfunción eréctil masculina afecta a casi un tercio de los varones adultos, aumentando de forma importante con la edad. Su aparición se relaciona con la presencia de factores de riesgo cardiovascular, como son la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaco y el colesterol alto en sangre, así como con la toma de algunos medicamentos. En la consulta de Andrología, la realización de una historia clínica y psicológica confidencial -que debería incluir la presencia de la pareja – es el primer paso en el estudio de este problema que ocasiona una importante afectación de la calidad de vida en el varón.La valoración, en ocasiones, se completa con un análisis general de sangre que incluye los niveles de honnonas sexuales masculinas entre otros.Actualmente, disponemos de diversas opciones para el tratamiento del varón con impotencia, además del necesario control médico de los factores de riesgo cardiovascular anterionnente mencionados. Estas alternativas incluyen la utilización de fármacos por vía oral, la inyección en el pene de preparados que provocan la erección, dispositivos de vacío o la implantación de prótesis de pene mediante cirugía, cuyas indicaciones son siempre individualizadas para cada paciente.
  • Trastornos de la eyaculación
    Las alteraciones de la eyaculación son un motivo de atención frecuente en la Consulta de Andrología, implicando en ocasiones una importante carga de ansiedad en el varón con este problema. La valoración médica, fundamentalmente a través de la entrevista clínica permite en la mayoría de casos un diagnóstico que orientará hacia la modalidad de tratamiento más indicada, ya sea mediante el empleo de medicamentos por vía oral o de aplicación tópica, o bien a través de la participación de un psicólogo terapeuta.
  • Enfermedades del pene y del escroto
    La presencia de alteraciones en el pene o el escroto, sobre todo de reciente aparición, supone una indicación de valoración por el Andrólogo. En muchas ocasiones, la simple exploración física genital nos permite determinar la existencia o no de patología a este nivel, o bien indicar la necesidad de completar el estudio mediante, entre otros, ecografía-doppler testicular o análisis con cultivo de posibles gérmenes en semen.Son frecuentes la presencia de varicocele, asociado o no a infertilidad en el varón, quistes de testículo, hidrocele o aumento del líquido intraescrotal, criptorquidia o testículo de localización anómala, fimosis, frenillo corto o deformidades anatómicas del pene. Otro motivo de consulta frecuente es la aparición de sangre en el semen.En muchos casos será suficiente con tranquilizar al paciente sobre el hallazgo clínico por no tener importancia médica, aunque en algunas de estas alteraciones es necesario plantear un estudio más profundo del paciente e incluso plantear tratamientos tanto médicos como quirúrgicos.
  • Andropausia o hipogonadismo masculino tardío
    El envejecimiento del varón, en ocasiones, se asocia a la existencia de síntomas relacionados con una disminución en la producción de hormonas sexuales masculinas o deficiencia androgénica que puede motivar un deterioro en la calidad de vida del hombre mayor. Disminución de la masa o fuerza muscular, aumento de la grasa abdominal, perdida del deseo sexual o aparición de impotencia sexual pueden relacionarse con niveles bajos de testosterona en sangre.El diagnóstico médico del déficit androgénico en el varón, fundamentalmente mayor de 50 años, se basa en la presencia de este síndrome valorado mediante diversos cuestionarios validados, y en la determinación analítica de los niveles de hormonas sexuales masculinas, principalmente testosterona y sus factores relacionados. El tratamiento, cuando se considere necesario, se basará en una terapia de sustitución hormonal que precisará un seguimiento médico por parte del Andrólogo, con el fin de ajustar las dosis y evitar sus posibles efectos adversos.
  • Reversión de la vasectomía o vaso-vasostomíaLa vasectomía es una técnica ampliamente utilizada y efectiva para la esterilización en el varón. Aunque cuando se realiza su intención es que sea una solución defmitiva para el hombre, existen circunstancias que pueden motivar la necesidad de retomar a su situación previa de fertilidad -cambio de pareja, la no asimilación psicológica de la intervención, etc-o En estos casos, y siempre que la vasectomía haya sido realizada en un plazo inferior a los 6-8 años, se puede plantear la reversión quirúrgica mediante una técnica de vaso-vasostomÍa. En nuestro Centro disponemos de una amplia experiencia en este sentido, con excelentes resultados de embarazos por vía natural.
  • Fimosis y frenillo corto
    La fimosis es la estrechez del prepucio que dificulta o imposibilita su movilización por debajo del glande. Es frecuente su detección en varones jóvenes al iniciar las relaciones sexuales, al motivar molestias o difIcultad con el coito. Igualmente se puede presentar en pacientes ya mayores que, sin haberla tenido previamente, se va desarrollando progresivamente hasta motivar un autentico problema de higiene e incluso dificultando la micción. En otras ocasiones, el problema reside en la existencia de un frenillo corto que motiva una incurvación molesta del glande durante las relaciones sexuales.El tratamiento es siempre quirúrgico y se realiza bajo anestesia local y de forma ambulatoria, no precisando ingreso. La circuncisión consiste en la extirpación del prepucio estrecho que impedía su movilización, teniendo siempre en cuenta los resultados estéticos de la intervención. La sección del frenillo evita los problemas derivados de su inadecuada longitud.
  • Enfermedades de transmisión sexual
    Suponen un conjunto de infecciones que se presentan y manifIistan de diferentes formas según su origen, destacando la existencia de secreción purulenta uretral, dolor o inflamación testicular, molestias al orinar o lesiones cutáneas que afectan fundamentalmente al pene o región inguinal. Siempre se encuentra un antecedente de contacto sexual de riesgo como causa de su contagio, y es necesario un diagnóstico exacto del germen causante de la infección para iniciar un tratamiento específico.

Estudios de la próstata

A partir de los 50 años es recomendable que el varón sea reconocido por un Urólogo, sobre todo si presenta dificultad para orinar o si precisa levantarse en varias ocasiones por la noche para vaciar su vejiga. Estudios sencillos como el tacto rectal o la determinación del PSA en sangre, es posible la valoración inicial de nuestros pacientes, valoración que en ocasiones es completada mediante la realización de una ecografia abdominal o con la práctica de una biopsia de próstata dirigida con ecografia transrectal, la cual permite la detección precoz de ciertas enfermedades, especialmente ofrecer el mejor cuidado y los más avanzados métodos de detección y tratamiento del cáncer de próstata, el segundo cáncer con más incidencia entre los hombres, especialmente a partir de los 50 años y precisa un tratamiento específico para cada caso.


La consulta del urólogo y la mujer

  • Infecciones de orina o cistitis

    Es la principal causa de consulta al Urólogo y suele afectar a mujeres en edad reproductiva. Se expresa como escozor o incluso dolor al orinar, e incluso en ocasiones la emisión de orina con sangre. Cuando aparece de forma repetida es importante la valoración por el especialista para descartar factores que predispongan a su aparición, así como para plantear tratamientos de larga duración con intención de prevenir sus continuas apariciones.
  • Incontinencia urinariaLos escapes de orina motivan un importante deterioro en la calidad de vida de las mujeres que lo sufren. La valoración del Urólogo incluye una historia clínica orientada a descubrir cuáles son los factores que desencadenan las fugas de orina, pudiendo esto ocurrir al realizar un esfuerzo físico más o menos importante o bien escapes precedidos por unas ganas incontrolables de orinar. A esto acompañamos siempre una exploración física para reproducir la incontinencia.Disponemos igualmente de la posibilidad, cuando está indicado, de realizar un Estudio Urodinámico, que nos permite conocer el comportamiento de la vejiga y de su esfinter en condiciones muy parecidas a la realidad.

    El tratamiento se orientará en función del tipo de incontinencia que presente la paciente, existiendo actualmente unos buenos resultados tanto con la utilización de medicamentos por vía oral así como con la cirugía.

Cirugía urológica minimamente invasiva

  1. Cirugía laparoscopica
    La laparoscopia es una técnica de intervención quirúrgica que daña escasamente los tejidos y permite una recuperación del paciente más precoz que la cirugía abierta convencional.Nuestro equipo realiza:

    • Cirugía laparoscopica renal: tumoral, malformaciones renales, litiasis..
    • Cirugía laparoscopica prostática.
    • Cirugía laparoscopica incontiencia urinaria
  2. Cirugía de la litiasis ureteral y vesicalMediante técnicas de abordaje por conductos naturales accedemos a las litiasis de la uretral, vejiga u ureter . Disponemos de laser que pennite la rotura completa de la piedras, con mínimas molestias.
  3. Cirugía urológica reconstructivaReparación de anomalias congénitas: hipospadias; lesiones de uretra: uretroplastia…