¿Sabes cuándo tratar la fimosis masculina?

La fimosis masculina no es otra cosa que la incapacidad que podemos tener de mostrar el glande, la parte terminal del pene, porque la piel que la recubre no tiene suficiente abertura y no es posible retraerla hacia dentro.

impotencia

Dependiendo de los factores hay 2 tipos de fimosis masculina.

Por un lado tenemos la fimosis fisiológica. Es la más común y está presente desde el nacimiento de un niño. Es habitual que al nacer el prepucio no se pueda bajar porque la piel está pegada al glande (adherencias) o porque forma un anillo estrecho (fimosis) por el que no pasa el glande. Poco a poco, con el desarrollo del bebé, el prepucio se va despegando del glande y ese anillo estrecho del extremo del prepucio se hace más elástico. Sin embargo, en ocasiones la fimosis no se soluciona de forma espontánea porque el anillo no es elástico o porque se endurece. Otras veces el prepucio no baja bien, porque sigue pegado al glande (adherencias prepuciales).

El otro tipo de fimosis es la secundaria, que puede darse en cualquier fase de la vida, y ocurre después de un cuadro de infección, o traumatismo en la región.

¿Cuándo sabemos que es fimosis?

Se sabe cuando se  retrae la piel que recubre el glande del pene manualmente. Si no es posible ver completamente el glande, significa que hay fimosis.

La primera vez que se verifica si está presente o no esta condición es en el recién nacido (fimosis fisiológica). El pediatra se encarga, en esta situación, de controlar su evolución en cada consulta que realiza con el niño hasta los 5 años.

En el caso de la fimosis secundaria, que puede surgir en la adolescencia o en la vida adulta, puedes notar si existe alguna dificultad en la retracción del prepucio. Si existe, lo ideal es que solicites una consulta con tu urólogo.

¿Cuándo debemos tratar la fimosis?

Según el prepucio sea más o menos estrecho, se habla de distintos grados de fimosis:

  • La peor situación es cuando el prepucio es tan estrecho que no puedes orinar, o se te hincha el prepucio, como si fuese un pequeño globo, al orinar. Esto es muy raro.
  • Lo más habitual es que orines bien pero no puedas descubrir completamente el glande.
  • También puede ocurrir que solo puedas bajar el prepucio cuando el pene no está en erección.
  • El último tipo de fimosis que se puede dar es aquel en el que  la piel del prepucio baja con dificultad y además le cuesta volver a subir. En este caso puede ocurrir que al dejar el prepucio retraído durante un rato, éste apriete como un anillo y haga que se hinche la zona del glande. A esta patología se la conoce como parafimosis. En este caso necesitarás una consulta médica urgente.

Debes saber también que, independientemente del grado, la fimosis puede molestarte para tener relaciones sexuales placenteras.

De todas formas, si sospechas que tienes fimosis, debes visitar a tu urólogo para que evalúe el grado y el posible tratamiento que necesites. Eso sí, si tienes parafimosis o si se te hincha el prepucio como un globo cada vez que orinas acude lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>