Qué son los cálculos renales y cómo tratarlos

Dicen que el dolor de los cálculos renales, comúnmente conocido como piedras en el riñón, son lo más parecido al dolor del parto. Se calcula que más del 10% de la población lo ha sufrido. Solo por estas 2 razones, conviene saber la forma de prevenirlo o en su defecto, cómo tratarlo para evitar seguir sufriendo sus efectos. Pero antes de nada sepamos lo que son.

Ginecología, urología. Diferencias

Qué son los cálculos renales

Las piedras o cálculos renales son acúmulos de cristales de sales minerales o sustancias orgánicas presentes en la orina que se acumulan en el riñón. Pueden ser del tamaño de un grano de arena o tan grandes como una perla. Pueden producirse por varios motivos como el exceso de calcio en nuestro organismo, por el exceso de ácido úrico en la orina, por infecciones, etc.

Cuanto mayor sea el tamaño, mayores serán las posibilidades de producir dolor y, sobre todo, de bloquear el flujo de orina provocando un dolor intenso localizado en el abdomen, la ingle o espalda. A esto último se le denomina cólico nefrítico.

Como prevenir las piedras en el riñón

Un estilo de vida saludable evita que tus riñones envejezcan antes de tiempo y reduce al máximo las posibilidades de padecer cálculos. Para ello basta con seguir estas 3 premisas:

  • Bebe dos litros de agua diario. Esto permite que vayas eliminando a través de la orina esas sustancias sobrantes poco a poco, evitando así que se acumulen.
  • La Dieta Mediterránea te ayudará a disminuir las grasas saturadas, sustituyéndolas por las buenas.
  • Realiza 30 minutos diarios de ejercicio, a ser posible en lugares con aire limpio como parques o jardines.

Y si ya tienes los cálculos, puedes evitar que crezcan de tamaño siguiendo una alimentación específica:

  • Si tus cálculos son de calcio, reduce los productos ricos en ese mineral como los lácteos y aumenta el consumo de apio.
  • En caso de que sean debidos al ácido úrico, consume carnes y pescados blancos.
  • Para controlar los de oxalato de calcio, evita marisco, espinacas, chocolate, pimientos y pescado azul.
  • En general, consume zumos de frutas ricas en vitamina C, siempre y cuando no lo hagas en ayunas.

Cómo tratar los cálculos renales

El 80% de las piedras o cálculos renales se eliminan sin tratamiento. Pero si tienes una piedra en los riñones que no se va, suele provocar cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor mientras orinas.
  • Sangre en la orina.
  • Dolor agudo en tu espalda o el abdomen bajo.
  • Náuseas y vómitos.

En este caso debes acudir inmediatamente al urólogo para que te realice unas pruebas. Si los resultados muestran que tu piedra es pequeña, se puede resolver con un medicamento para el dolor y beber mucho líquido para acabes expulsándola a través de la orina. En caso de que sea más grande, o si está bloqueando las vías urinarias, será necesario un tratamiento adicional. Puede ser que se reduzca el tamaño rompiéndola en varios pedazos con láser para que los elimines de forma natural o bien que necesites una intervención quirúrgica para extraerlo.

Como resumen final recuerda de la importancia de beber mucha agua, mantener una dieta saludable con ejercicio diario y en caso de tener cualquiera de los síntomas mencionados, acudir lo antes posible a tu urólogo. Incluso cuando se ha ido ese dolor, ya que en ocasiones el riñón sigue con este problema pero no lo manifiesta a través del dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>