¿Qué dice el color de la orina de tu salud?

Orinar es una necesidad fisiológica de todo ser humano. La función excretora puede definirse, siguiendo a la propia Wikipedia, en el momento en que el cuerpo “limpia la sangre de sustancias de desecho formando la orina” y, seguidamente “las expulsa al exterior por la uretra”.

color orina salud

Hacer ‘pipi’, como dicen los niños y las niñas, es una de las acciones que marcan también la época infantil, como umbral que ya indica cierta independencia cuando se realiza sin ayuda de personas adultas o de pañales. De hecho, es un factor fundamental para iniciar la escolarización, a los 6 años de edad. Incluso, ya alcanzada una etapa más adulta, también es un indicativo para conocer el estado de salud de mujeres y hombres. Concretamente, atendiendo al color de la orina.

En esta ocasión nos detenemos en esta peculiaridad del color de la orina que, históricamente, ha estado rodeada de creencias o comentarios con escaso rigor médico. En contraposición, durante las últimas décadas viene siendo común someterse a un análisis químico de la orina para diagnosticar un amplio número de posibles enfermedades.

La orina está compuesta por un 95 % de agua, y el restante 5 % está formado por sustancias orgánicas u inorgánicas que son expulsadas del cuerpo en cada micción. En este sentido, el color habitual al orinar es de un tono ligeramente amarillento que señala una hidratación adecuada.

A partir de ahí, el particular arco iris de tonalidades puede indicar alguna alteración leve o seria del estado de salud en las personas:

  • Transparente: Si la micción realizada se asemeja al agua, prácticamente incolora, indica una posible sobrehidratación. Este inusual hecho no indica una señal de alarma, si bien no es lo recomendable. Beber agua siempre será positivo para el cuerpo humano, pero no de forma descontrolada o exagerada.
  • Amarillo oscuro o ámbar: Quizás el tono más habitual que sigue a la orina de amarillo claro es un tono amarillo más oscuro que, sencillamente, se puede asociar a una necesidad de ingerir líquidos. Y si el amarillo es aún más oscuro, similar al ámbar, puede ser motivo de una deshidratación o bien de una alta concentración de la propia orina.
  • Naranja: La orina de color anaranjado puede estar motivada por la ingesta de diversos alimentos o medicamentos, aunque también puede ser un signo de posibles infecciones o enfermedades hepáticas. En ocasiones se relaciona con estados de deshidratación.
  • Marrón: Un tono marrón en la orina bien puede ser a causa de una deshidratación o un signo de patologías renales o hepáticas, como por ejemplo la ictericia. Es recomendable descartar que existan restos de materias fecales en la orina marrón, lo cual puede significar que el individuo padece problemas intestinales. En algunos casos la orina marrón oscuro aparece con el consumo de medicamentos muy concretos, entro otros los laxantes.
  • Rojo: El color rojo es sinónimo de urgencia, y en este caso indica que hay restos de sangre en la orina, motivo por el que es fundamental acudir al especialista médico. También puede darse la peculiaridad de haber consumido alimentos como la remolacha, los arándanos o algún tipo de bayas de ese color, así como algunos medicamentos específicos.
  • Negro: Según algunas fuentes consultadas, este extrañísimo color en la orina estaría causado por la enfermedad conocida como alcaptonuria. Y, nuevamente, también puede asociarse a algún tipo de medicación.
  • Azul / Verde: Ciertamente, todo lo que no sea una tonalidad amarilla más o menos intensa puede generar intranquilidad en el primer momento, y una orina azul o verde bien vale de ejemplo. Un caso en el que será recomendable acudir al doctor especialista. En algunas situaciones, como ya viene siendo habitual, el color verde u azul puede aparecer tras consumir algún tipo de medicina (viagra) e incluso algún alimento con tintes o sin ellos, como el espárrago o el regaliz negro. Como dato curioso, existe una enfermedad conocida como el ‘síndrome de pañal azul’, de carácter hereditario y que aparece en bebés o niños y niñas de muy corta edad.
  • Blanco: Son conocidos casos de orín turbio similar al blanco cuando el cuerpo presenta un exceso de calcio o fosfato, que es expulsado al orinar. También puede estar causado por una enfermedad en los riñones o una infección del tracto urinario.

Vista esta peculiar escala cromática de orines, concluimos este artículo remarcando la importancia de prestar atención al color que resulta de miccionar, tanto para prevenir una incipiente enfermedad renal o hepática como para confirmar un estado de deshidratación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>