Misión saludable en verano: combatir la cistitis

De todos es sabido que, de entre todas las infecciones de orina, la cistitis es una de las más comunes. También es cierto que el verano es una de las estaciones donde más prevalece. Por este motivo, además de relajarse bajo el sol y la playa, es necesario tener en mente otro objetivo: combatir esta afección para evitar que pueda estropearte las vacaciones.

Síntomas de la cistitis

Los signos más comunes que alertan de la presencia de esta infección urinaria son la necesidad urgente de ir al baño con frecuencia, molestias en la zona abdominal o escozor al orinar.

¿Por qué es habitual la cistitis en verano?

La bacteria que con mayor frecuencia provoca la aparición de la cistitis es la E.coli, un microorganismo presente en las heces y que coloniza la zona perianal entre la vagina y el ano. Normalmente los efectos negativos de la E.coli se producen en dos escenarios:

  • Durante el mantenimiento relaciones sexuales. La E.coli puede verse arrastrada desde la uretra hacia la vejiga, que es donde se produce la infección.
  • Estreñimiento, que provoca una acumulación de E.coli en la zona perianeal.

Otras causas que explican la elevada aparición de cistitis en época estival son las siguientes:

  • La humedad propia de esta estación.
  • El baño constante en piscinas.
  • Uso inadecuado de jabones y geles.

Estos factores provocan una alteración de la flora y los mecanismos de defensa que aumentan la probabilidad de padecer esta infección de orina.

Cómo prevenir la cistitis en verano

Evitar esta infección urinaria es relativamente sencillo si se hace caso a los siguientes consejos:

  • Cambiar rápidamente los bañadores mojados por otros secos para evitar el efecto de la humedad.
  • Beber agua con frecuencia.
  • Atención máxima a la higiene de la zona íntima: una buena práctica es lavarse la zona perianal con jabones neutros después de ir al aseo.
  • Acudir al lavabo a orinar después de mantener relaciones sexuales para evitar que los microorganismos y bacterias queden depositados en la uretra.
  • Tomar arándano rojo. Es una de las soluciones que mayor aceptación está teniendo. Este fruto impide que la E.coli se pegue a la pared de la vejiga. Se recomienda su consumo en comprimidos preferentemente por la noche, que es cuando se acumula más orina.

 

Si a pesar de seguir estos consejos para combatir la cistitis en verano tienes la mala suerte de padecer esta infección, lo mejor es acudir a la consulta del urólogo. El Dr. Cristóbal López establecerá el tratamiento adecuado. Contacto: e-mail: lopezlopezcristobal@gmail.com; teléfono: 965140407 / 610521535

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>