Cistitis en la infancia: causas y consejos para su tratamiento

La cistitis es una afección muy frecuente durante la infancia. Podemos definir la cistitis como una inflamación del revestimiento interior de la vejiga, de hecho también es habitual referirse a esta dolencia como una infección de la vejiga. Común también en mujeres adultas, la cistitis puede aparecer en personas que estén sanas y sin problemas médicos aparentes.

cistitis infancia

Habitualmente aparece a partir de malos hábitos higiénicos o al bañarnos, por interacciones con otros medicamentos o el uso prolongado de catéteres. Uno de los motivos más habituales es que la vejiga urinaria no se vacíe completamente cuando vamos al aseo, y estos gérmenes se multipliquen y causen una infección. En este sentido, es incluso más común en las niñas, ya que ellas tienen una uretra más corta. Causada por bacterias E. coli, la cistitis aparece en la uretra y se propaga a la vejiga, pudiendo agravarse si la infección afecta a los riñones.

En la población infantil no es fácil detectar esta enfermedad, siendo la fiebre su síntoma principal. De forma más general, también aparece una necesidad acuciante de orinar, una sensación de ardor ya cuando se micciona, una sensación de presión o dolor en la parte inferior del abdomen y con una orina resultante turbia y/ o de olor fuerte.

 

Tratamiento y prevención

Las infecciones de la vejiga llegan a ser dolorosas, pero la mayoría son causadas por bacterias y pueden ser tratadas con antibióticos, de modo sencillo. Las complicaciones pueden llegar si aparece sangre en la orina, dolor al orinar, dolor de espalda, fiebre, náuseas o vómitos o dolor abdominal. Toda esta sintomatología indica una infección de mayor grado en el tracto urinario.

A continuación, indicamos una lista de consejos e indicaciones médicas tanto para aliviar una cistitis como para prevenirla:

  • Cuando use el inodoro, asegúrese de que su hijo o hija esté relajado, sin inclinarse hacia adelante pero sentado hacia atrás.
  • Contar con la niña o el niño hasta 20, lentamente, al tiempo que hacen pipi: la vejiga se vacía completamente.
  • Anime a su hijo a ir al baño con frecuencia durante el día (6-8 veces) y obligatoriamente antes de ir a la cama (y si es posible, también después de cenar, a modo de ‘doble vaciado’).
  • Beber mucho líquido durante el día, especialmente agua.
  • Evitar el consumo de té, café o bebidas gaseosas, pues irritan la vejiga.
  • Beber zumo de arándano puede ayudar a prevenir cistitis.
  • La higiene es fundamental. Por ese los pequeños de la casa deben cambiarse la ropa interior diariamente, para ayudar a mantener el área genital lo más limpia posible. Y si es de algodón, mejor.
  • Fomentar una buena dieta saludable rica en fibra para evitar el estreñimiento.
  • Evitar los productos perfumados para el baño, ya que pueden irritar la vejiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>