10 motivos para ir al urólogo

No es nada habitual encontrarse con personas a las que ir al médico les resulte una grata experiencia. Concretamente, en el campo de la urología -recordamos, dirigida tanto a hombres como mujeres y niños- es muy habitual que puedan aparecer problemas de incontinencia, infecciones urinarias, disfunción sexual u otras afecciones en las que no siempre se consulta al médico en el primer momento, por vergüenza o algún tipo de inseguridad.

10 motivos urologo

Actualmente los especialistas en urología están evolucionando a través de nuevas técnicas y nuevos métodos de diagnóstico que ofrecen tratamientos amigables y menos invasivos que hace años, y existen dolencias que no pueden ser ignoradas. A continuación destacamos 10 situaciones en las que, bien por el dolor que causa o bien porque hacen la vida más incómoda o frustrante, indican claramente que ha llegado el momento de coger cita y encontrar una solución experta.

 

1. Dolor al orinar

En las mujeres, el dolor aparece principalmente a raíz de padecer infecciones del tracto urinario (cistitis, principalmente). En los hombres, las causas más comunes son la uretritis, ciertas afecciones de la próstata, infecciones por enfermedades de transmisión sexual o cálculos renales. En casos de embarazo, los cálculos renales pueden inducir a un parto prematuro o dolor agudo muy grave, que hay que tratar con máxima inmediatez.

2. Sangre en la orina

Si detecta sangre en su orina, comuníquelo inmediatamente con su médico de atención primaria para concertar una cita con el urólogo. Si su orina no es del color amarillo pálido habitual, sino más oscura o rojiza, podría incluir sangre. Esta puede ser una condición temporal causada por una lesión o un ejercicio demasiado vigoroso. Pero también podría indicar cálculos renales o condiciones más serias.

3. Dolor o protuberancias en los testículos

La aparición de dolor testicular de manera prolongada (más de una semana) es sinónimo de necesidad de visita al urólogo, quien, entre otras afecciones deberá descartar que se trate de un cáncer testicular, una dolencia que en los últimos años se está curando con un alto porcentaje de éxito, cuando se detecta pronto.

4. Protuberancia de la vejiga caída

Esta afección, muy habitual en las mujeres que han sido madres, puede afectar a la vagina, el útero, la uretra y el cuello uterino. Factores como la edad, la obesidad o los músculos debilitados pueden favorecer su aparición, cuyos síntomas pasan por una sensación de que la vejiga no se ha vaciado totalmente tras orinar, dolor o dificultad al orinar, escapes de orina tras estornudar o toser o relaciones sexuales dolorosas. Esta molestia genera momentos de vergüenza a quien le aqueja, si bien los nuevos tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos ofrecen una respuesta eficaz y rápida.

5. Vejiga hiperactiva

Tener muchas ganas de orinar a lo largo del día (y hacerlo en más de seis ocasiones) se conoce como el síndrome de la vejiga hiperactiva, un trastorno urinario que se caracteriza por sentir urgencia por orinar e incluso experimentar la sensación de que no se llega a tiempo al baño. Con mayor frecuencia en mujeres y personas mayores, este síndrome puede tener un impacto negativo en la vida diaria, trabajo, sueño y relaciones sociales, por lo que no espere a ver a un urólogo.

6. Disfunción eréctil

Sufrir problemas de erección es otro de los problemas que generan más vergüenza que necesidad en solucionarlo buscando un tratamiento a través de un profesional. La disfunción eréctil genera frustración y puede indicar alguna patología aún más grave, según la edad del hombre. No lo dude, y consulte a un especialista en urología.

7. Infección del tracto urinario (ITU)

Estas infecciones son causadas por bacterias y las mujeres son más propensas a las ITU. Y es que alrededor del 50 % de las mujeres experimentarán al menos una ITU durante su vida, siendo las cistitis el tipo de infección más conocida. La aparición de sangre en la orina, necesidad frecuente de orinar y ardor o dolor al orinar son algunos de sus síntomas.

8. Agrandamiento de la próstata

La próstata se define como la glándula masculina situada justo debajo de la vejiga, alrededor de la uretra. Cuando se agranda presiona la uretra y bloquea el flujo de orina. Esto ocurre típicamente en los hombres mayores de 50 años y en las mujeres con diabetes. El dolor al orinar aparece en estos casos, y la micción frecuente o la necesidad de ir a menudo es otra razón para ver a un urólogo.

9. Un examen de próstata irregular

Es conveniente que los hombres, a partir de los 40 años, se realicen un examen de próstata anualmente, con el fin de prevenir enfermedades graves como el cáncer prostático. Y si se detecta algún tipo de anomalía después de un examen de próstata, como un nódulo, podría estar relacionada con el cáncer, pero para ello antes es primordial acudir al especialista.

10. Problemas de infertilidad

Si usted y su pareja tienen problemas para concebir, es el momento de buscar ayuda, ya que alrededor de una cuarta parte de los problemas de infertilidad están relacionados con el lado masculino. E igual que su mujer se realizará pruebas de distinto tipo, el hombre debe visitar a un urólogo para descartar posibles anomalías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>